domingo, 15 de abril de 2018

LA ASOCIACIÓN PARA LA RECUPERACIÓN DE LA MEMORIA HISTÓRICA DE EXTREMADURA (ARMHEX), rinde homenaje a MÁRIO NEVES Periodista

LA ASOCIACIÓN PARA LA RECUPERACIÓN DE LA MEMORIA HISTÓRICA DE EXTREMADURA (ARMHEX), rinde homenaje y tributo, a MÁRIO NEVES Periodista. (1912-1999). EJEMPLO DE REPORTERISMO RIGUROSO Y COMPROMETIDO DEL SIGLO XX. Testigo de la matanza de Badajoz. 










El MARTES 17 DE ABRIL, rendiremos este merecido homenaje a MARIO NEVES en el Salón Noble de la Diputación de Badajoz, a las 19 horas. En el mismo han confirmado su asistencia MARIA EMILIA NEVES, hija del periodista homenajeado y la periodista portuguesa de tv, ANA LUISA RODRIGUES. 



********************

LA ASOCIACIÓN PARA LA RECUPERACIÓN DE LA MEMORIA HISTÓRICA DE EXTREMADURA (ARMHEX), rinde homenaje y tributo a: 


MÁRIO NEVES 

Periodista 

EJEMPLO DE REPORTERISMO RIGUROSO Y COMPROMETIDO DEL SIGLO XX 

(1912-1999) 

Testigo de la matanza de Badajoz.

Mario Neves y la gran matanza de Badajoz




Intervienen 


ANA LUISA RODRIGUES 
Periodista 

MARIA EMILIA NEVES 

Hija de Mário Neves 

MOISÉS CAYETANO ROSADO 

Doctor en Historia 



MARTES 17 ABRIL 2018. 19 h. 

Salón Noble 

Diputación de Badajoz 

Calle Obispo de San Juan de Ribera, 6. 

BADAJOZ 

Entrada Libre hasta completar aforo 


ORGANIZA: 

ASOCIACIÓN PARA LA RECUPERACIÓN DE LA MEMORIA HISTÓRICA DE EXTREMADURA (ARMHEX). 

COLABORA: 

ÁREA DE CULTURA DE LA DIPUTACIÓN DE BADAJOZ 



****** 





Este merecido Homenaje a MARIO NEVES, tiene su sentido como tributo a un ejemplo de reporterismo comprometido con el rigor en la información y en la verdad. Mário Neves, en agosto de 1936 un joven periodista, envió desde la frontera de Caya, varias crónicas a Lisboa en las que se hizo eco de la entrada a sangre y fuego de las tropas fascistas en Badajoz a partir del 14 agosto de 1936 al mando del Teniente coronel Yagüe y recogió de primer mano el testimonio de los refugiados que huían de la ciudad. 


Antes del amanecer del día 15 de agosto de 1936, consiguió cruzar la frontera y entrar en Badajoz: «Soy el primer periodista portugués que entra en Badajoz tras la caída de la ciudad en poder de los rebeldes. Acabo de presenciar tal espectáculo de desolación y de pavor que tardará en borrarse de mis ojos”, así comienza su crónica publicada el mismo día 15 (Diário de Lisboa era un periódico vespertino). Suya fue, por tanto, la primera noticia de la masacre hacia la opinión pública internacional: «Estas notas redactadas nerviosamente, no conseguirán dar una pálida idea del espectáculo que han visto mis ojos...». 


Las últimas crónicas de Neves, fueron ya censuradas por las autoridades portuguesas, afines de los rebeldes fascistas, dado el impacto y difusión que estaban causando a nivel internacional. 


Las crónicas de Mario Neves, por tanto, pusieron de manifiesto una de las primeras evidencias ante el mundo, de la política de exterminio de los adversarios políticos programado por los militares golpistas. No en vano, Badajoz quizás sea la ciudad española en la que, en relación con su población, un mayor número de personas fueran asesinadas a consecuencia del golpe militar y de la masacre realizada tras su ocupación en agosto de 1936. 


No hay nada comparable al relato del testigo presente en los hechos, aunque el noble oficio de la prensa lleve a veces el estigma de la crítica y la maldición del olvido. 

Este acto recuerda la figura y las crónicas de unos de los grandes maestros del periodismo internacional del siglo XX, MARIO NEVES. 

La ARMHEX rinde pues homenaje a este periodista comprometido, ejemplo de verdadero y riguroso reporterismo de guerra en el siglo XX. 







Este ACTO DE HOMENAJE a la figura de MARIO NEVES del dia 17 de abril, será seguido en la misma semana del estreno absoluto de la obra musical DISPAROS DE LUZ del músico y Director director del Conservatorio Profesional de Música “Esteban Sánchez” de Mérida, José Ignacio de la Peña, por la Orquesta de Extremadura y el Coro de Cámara, el siguiente jueves 19 de abril de 2018, en el Palacio de Congresos incluido dentro el programa del Concierto de abono de la OEX correspondiente a dicho día. La citada obra que es un homenaje a las víctimas de la represión franquista y un proyecto que trata de poner también un foco a la Memoria Histórica, habiendo colaborado igualmente por expreso deseo de su autor la ASOCIACIÓN PARA LA RECUPERACIÓN DE LA MEMORIA HISTÓRICA DE EXTREMADURA (ARMHEX). 



La obra alude a los trágicos sucesos represivos acaecidos en Badajoz en 1936. De hecho, el propio título general de la obra proclama su contenido: Disparos de Luz. En memoria de las víctimas de la represión franquista. Badajoz 1936-2018*. 

* Obra encargo de la Orquesta de Extremadura patrocinado por la AEOS y la Fundación SGAE. Estreno absoluto 




La instrumentación es para orquesta sinfónica a dos, más la incorporación del clarinete bajo, el piccolo, el trombón bajo y la tuba. Asimismo, se complementa con la aportación del coro de Cámara de Extremadura, el cual, dirigido por la reconocida Amaya Añúa, posee un relevante papel en la obra. 

En efecto, las voces cantan un texto del poeta extremeño Antonio Gómez intercalado con frases escritas por el periodista portugués Mário Neves presente en los trágicos hechos acaecidos y responsable de la difusión internacional de los mismos. De este modo, la emoción de aquel suceso queda así perfectamente reflejada. 



ADEMÁS, durante el día del estreno 19 de abril de 2018, en el HALL del PALACIO DE CONGRESOS de BADAJOZ se podrá visitar la Exposición TRAS LAS HUELLAS DE LA MEMORIA 1936-2018, organizada y promovida por la ASOCIACIÓN PARA LA RECUPERACIÓN DE LA MEMORIA HISTÓRICA DE EXTREMADURA (ARMHEX), compuesta de una serie de paneles monográficos con abundante material gráfico e informativo, en los que se hará una especial referencia al papel de las crónicas del periodista MARIO NEVES, sobre la matanza de Badajoz.




domingo, 11 de marzo de 2018

MI ABUELO…ALLÁ EN LA MINA




Amado Viera Amores




Mina Terría. Fosa de la finca Cuadrillas de Arriba (Valencia de Alcántara).

MI ABUELO…ALLÁ EN LA MINA.

No, mi abuelo no fue picador allá en la mina.

Amado Viera Amores era un joven y prometedor abogado de tan sólo 33 años, un hombre familiar, un intelectual comprometido con los problemas de su época, que desde los 23 años publicaba ensayos sobre la Educación, el Agro español, las Desigualdades sociales, etc, y un denso y apasionado poemario, y era el legítimo Alcalde de Valencia de Alcántara (Cáceres) cuando el 25 de septiembre de 1936 la envidia y la ambición despiadadas de otros y el rencor de quienes le suponían un desertor de su clase social, le arrancaron de los brazos de su familia, le asesinaron de un tiro en la sien y le arrojaron a la mina de la finca de Cuadrillas de Arriba, cubriéndolo de cal viva.


Desde febrero de 2018 celebramos la exhumación de 48 hombres, localizados en esa mina siguiendo los testimonios que nos han sido transmitido durante este largo tiempo de “paciencia generacional” que ha durado mas de 81 años. (Queden para otras líneas mis agradecimientos a cuántos han colaborado en su recuperación, segura de que sabrán perdonarme la espera).


Ahora sus familias vivimos con enorme emoción este momento histórico en que, aunque falta recorrer el final del camino que lleva a su completa identificación, consideramos que estamos cumpliendo con la deuda, casi centenaria, para con estos 48 hombres, deuda que exige comprobar dónde y cómo les asesinaron (¡nada importaron nunca los nombres de los delincuentes que lo ordenaron y lo hicieron!), devolverles su Historia y su Dignidad y entregarle sus restos a sus familias, ya sea simbólicamente.


En definitiva, es tiempo de cumplir con aquéllas máximas que hace unos 15 años me enseñara mi amigo José Manuel Corbacho (Presidente de la ARMHEX, a la que pertenece la familia Viera), es tiempo de Verdad, Justicia y Reparación.
¡Siempre con nosotros!.


Fdo. Belén Viera.
Nieta de Amado Viera Amores.
11-03-2018.








NOTA de la ARMHEX:

Uno de los muchos casos de extremeños desaparecidos, es el caso de AMADO VIERA AMORES (en la foto), Abogado, Alcalde republicano, de Valencia de Alcántara (Cáceres) en 1936. Nació en Ceclavín (Cáceres), el 11 de octubre de 1902. Estudió Derecho en la Universidad de Salamanca y ejerció la abogacía en la provincia de Cáceres, viviendo en Valencia de Alcántara, en dónde se casó y tuvo dos hijos, una de ellas es CONCHITA VIERA, miembro de nuestra asociación e infatigable luchadora por dignificar la memoria de su padre, así como del resto de las víctimas del franquismo, durante muchos años.

Amado Viera Amores, fue un hombre estudioso y reflexivo, desde muy pronto sintió gran preocupación por los problemas sociales de la época, dejando reflejadas sus ideas en numerosos artículos y escritos en la prensa local y regional de época, especialmente sobre la cuestión agraria, la religión o la educación en España. Ideas de progreso, que le hicieron ingresar en el sindicato socialista “El Redentor” del que fue presidente por dos veces y, asimismo, en las Juventudes Socialistas, al mismo tiempo que colaboró activamente en la construcción de la Casa del Pueblo de la localidad. Bajo las siglas del partido socialista, accedió democráticamente a la alcaldía de Valencia de Alcántara en febrero de 1936, siendo el último alcalde democrático de Valencia de Alcántara, hasta que en la transición democrática, en pleno 1979, se llevaron a efecto elecciones municipales.


Tras el golpe militar en 1936, fue detenido el 25 de septiembre de 1936 (fecha de la que pronto se cumplirán 81 años), en su domicilio por varios falangistas, y requerido para que les acompañase a la Inspección de Policía, a la puerta de la cual le hicieron subir a un coche con rumbo desconocido, siendo público y notorio en el pueblo su asesinato ese mismo día, junto a otros hombres, en la mina de la finca de "Cuadrillas de Arriba" ahora exhumada del mismo término municipal de Valencia de Alcántara, en la que arrojaron sus cuerpos, según contrastadas investigaciones historiográficas. (Mina Terría, una antigua y en desuso Mina de Wolframio, utilizada por los golpistas a partir de 1936 para ocultar sus crímenes y arrojar los cuerpos de los republicanos detenidos y asesinados de la comarca durante la represión)

Tanto durante los días previos a su “paseo” (asesinato), como mientras se lo llevaban, Amado Viera Amores, llamó a sus conciudadanos a mantener la calma y la convivencia pacífica. No llegó a cumplir los 34 años de edad.





domingo, 18 de febrero de 2018

ANTONIO CUÉLLAR GRAGERA Y EL "CABALLERO" ERNEST MOERL



ESCLARECEDOR E INTERESANTE ARTÍCULO DEL HISTORIADOR FRANCISCO ESPINOSA, sobre ANTONIO CUELLAR GRAGERA.

Un extracto:

" No estamos ante un abogado defendiendo a un cliente, sino ante un abogado integrado como otros muchos en el aparato jurídico militar golpista y al servicio de la represión desatada por un salvaje golpe de estado. No vaya a creerse que su actuación dentro de la maquinaria judicial militar se limitó a este caso. Por otra parte, con tan peculiar escrito, Cuéllar Gragera justificó el uso de los ilegales bandos de guerra con los que los sublevados venían funcionando; el crimen que acabó con Manuel Meléndez Quintana, quien pese a no haber cometido delito alguno era, según él, un “sujeto que debía de ser fusilado”, y, por encima de todo, la actuación de un nazi desquiciado y asesino al que, al mismo tiempo que pintaba a la víctima como un “sujeto de pésimos antecedentes”, convirtió en un militar obediente a sus superiores por más que se sospechase que ni era alemán ni era militar".

"La actividad represiva judicial militar adquirió tal dimensión en poco tiempo que las oficinas jurídico militares se abrieron a la colaboración civil. Viendo los procesos celebrados en el suroeste se percibe claramente la presencia de conocidos apellidos que ofrecieron sus servicios a los golpistas. Fueron miles de abogados en todo el país los que se integraron en la maquinaria judicial militar. Posteriormente fueron beneficiados por la dictadura y ocuparon cargos importantes en la estructura judicial o en política. Luego, en general, borraron de su currículum esa etapa de sus vidas, de manera que si no se consultan los sumarios no hay modo de saber qué papel jugaron en la trama. En definitiva, para todos ellos, en la situación creada por el golpe militar carecía de importancia si lo que se dictaba era justo o no; lo importante era la eficacia y ejemplaridad de las sentencias. De ahí que en aquella farsa, enteramente ajena al concepto de justicia, las directrices represivas fueran adaptándose a las necesidades de cada momento".

***********************************

ANTONIO CUÉLLAR GRAGERA Y EL "CABALLERO" ERNEST MOERL


Hace solo unos días, con la cuestión de fondo de la revisión de los vestigios franquistas, se aludía en el Hoy de Badajoz a la confusión habida entre Julián Cuéllar González, militar y presidente de Diputación de Badajoz durante la dictadura de Primo de Rivera, y su hijo Antonio Cuéllar Gragera, del que sabemos que realizó estudios de Derecho en Madrid y fue militar, decano del Colegio de Abogados de Badajoz, vicepresidente de la Unión Internacional de Abogados y vicecónsul de Portugal. Efectivamente el error provino de una publicación sobre genealogía en la que se adjudicaba al hijo el cargo del padre en Diputación. No obstante, el nombre del abogado me trajo a la memoria una de esas historias relacionadas con el golpe militar del 36 que puede ser interesante recordar.

Un nazi en Mérida

Unas semanas después de que la columna de la muerte hubiera pasado por Mérida, Ernest Moerl, ingeniero químico de profesión de dudosa nacionalidad, fue designado instructor de milicias de Falange en esa ciudad por Fernando Calzadilla siguiendo el consejo del jefe territorial José Luna y, como tal, se puso a disposición del comandante militar de dicha ciudad, Bartolomé Guerrero Benítez. Además de esta tarea Moerl mostró pronto dotes especiales para conseguir fondos y materiales diversos para la causa golpista. En Almendralejo, por ejemplo, no habían podido olvidar la visita que hizo para conseguir vehículos. Con la ayuda de la Guardia Civil, reunió a propietarios locales, remisos en principio a entregarlos, y al rato tenía delante dieciocho coches y ocho camiones. Lo que la gestora municipal no había conseguido en semanas lo consiguió él en una hora limitándose a llamar la atención a su estilo “sobre las obligaciones para con la Patria”. Y además, como la recaudación para el Ejército y Falange fuese escasa en dicha localidad, se comprometió a volver lo más pronto posible. Todo esto ocurría el 18 de septiembre de 1936.

Ese mismo día, todavía en Almendralejo y en un episodio un tanto oscuro, Moerl aceptó llevarse consigo para entregarlo a la Falange de Mérida, a alguien llamado Manuel Meléndez Quintana, camarero de 36 años, casado, al servicio de Falange y cuyo padre había sido asesinado por los militares la noche anterior. Su reacción preocupaba a los mandos y, al tratarse de un falangista, el comandante de Infantería retirado Francisco Blanco decidió que el asunto se dirimiese en Mérida. De modo que para allá salieron el coche de Moerl, el de los falangistas con Meléndez y los veintiséis vehículos requisados. Pero, al pasar por el cementerio, Moerl ordenó detener la caravana, sacó al detenido, lo colocó frente al muro y ordenó a los falangistas que lo mataran, tras lo cual les dijo que volvieran al pueblo y él siguió la marcha a Mérida. Este fue el motivo por el que, una vez que los falangistas contaron lo ocurrido, se abrieron diligencias en Mérida para las que se designó como juez al comandante retirado Enrique López Llinas y como instructor al capitán de la Guardia Civil Luis Alguacil Cobos.

En realidad Ernest Moerl, “alemán étnico”, procedía de Aussig, zona enclavada en los Sudetes checos que en 1938 sería anexionada por Alemania, y formaba parte de las redes nazis que en los meses anteriores al golpe militar anduvieron realizando servicios varios para los consulados alemanes en España. Antes de llegar a Mérida había pasado por Galicia, León, Valladolid y Cáceres. Conocía bien el idioma y se movía entre los golpistas como pez en el agua. Decía ser teniente del ejército alemán y que su decisión de ponerse a las órdenes primero del Ejército y luego de Falange tenía por objetivo “limpiar España de comunistas, único medio de salvar la Nación”. Cuando el instructor le preguntó por qué había dado orden de matar a Meléndez dijo simplemente que le aplicó “el decreto de guerra” porque la Guardia Civil le había advertido de lo peligroso que era. Ocurría sin embargo que, aunque los militares valoraban su patriotismo pese a la brusquedad de su carácter, no llevaban bien que nadie les arrebatase el control de la violencia. Para ellos el problema no era que Meléndez Quintana hubiera sido asesinado sino que tal cosa hubiese ocurrido fuera de su control. No obstante, dadas las circunstancias especiales del caso, que no son otras que se trataba de un nazi al servicio de la Causa, el instructor militar Alguacil Cobos apreció “un amor muy grande del referido alemán a la causa que defendemos” y, con inusitada rapidez, el mismo día 18 aconsejó al auditor su puesta en libertad.

Un crimen rutinario

Pero como solía pasar en estas pantomimas seudojudiciales, al día siguiente, el comandante militar de Badajoz Eduardo Cañizares Navarro decidió, por algún motivo no aclarado, que la instrucción de la causa la llevase directamente el comandante López Llinas, juez eventual de Badajoz. Fue entonces cuando Falange, a través de Arcadio Carrasco Fernández-Blanco, jefe provincial, entregó la información instruida por él mismo sobre los violentos procedimientos de Moerl, los cuales debían de descolocar bastante a los falangistas, que se veían tratados con el mismo desprecio y agresividad que ellos aplicaban a los obreros e izquierdistas. Carrasco recogió testimonios de algunos de los que habían tenido que entregar vehículos, entre ellos uno al que el nazi había golpeado y zarandeado, y también de los falangistas a los que había ordenado asesinar a Manuel Meléndez. Trató a todos de manera grosera e incluso los amenazó con purgarlos. Cuando se presentó alguien de la gestora municipal para darle su punto de vista le dijo que “qué gestora ni qué mierda”. También se incorporaron ahora las diligencias practicadas por el comandante Francisco Blanco relativas a la documentación de Moerl, entre otras la felicitación personal del comandante Bartolomé Guerrero Benítez por las tareas realizadas.

Para justificar el crimen, unos y otros se inventaron que Manuel Meléndez, al saber que su padre había sido asesinado, había dicho que si tal cosa ocurría “cortaría cabezas”. Antes de que fuera entregado al nazi, Carrasco pudo hablar también con el propio Meléndez Quintana, quien afirmó que cuando dijo lo de cortar cabezas no pensaba en Almendralejo sino en el frente. De otras declaraciones se extrae que Moerl usaba látigo y que a un corresponsal de Hoy que quiso entrevistarlo le espetó que como lo mencionara le daba un purgante. En conclusión, “sembró el terror entre los elementos de orden de la población…”. Y esto lo decía Esteban Peralta Barquero, que era, además de pariente del miembro de la gestora Juan Merino, el que había ordenado a los falangistas conducir al detenido a Mérida.

Era evidente que militares y falangistas tenían diferente opinión sobre Moerl. De hecho, Arcadio Carrasco informó que, además de violento, se trataba de un alcohólico, poniendo el ejemplo de que para la gestión que realizó en Almendralejo montó su oficina en un bar. De paso, también lo relacionó con la matanza fascista de veintisiete personas realizada el 14 de septiembre en Torremejía, localidad situada entre Mérida y Almendralejo, sin mencionar que dicha matanza fue decidida por un tribunal formado por un guardia civil y algunos falangistas de Mérida. Frente a estas acusaciones el nazi declaró que sus posibles faltas solo “se pueden atribuir a mi carácter alemán” y respecto a lo ocurrido en Torremejía dijo que se limitó a acompañar a los de tribunal. Indagaciones posteriores aclararon que sus componentes principales, además del guardia civil, fueron Ángel Pacheco Hernández, secretario local de Falange en Mérida; Ramón Pacheco García, que luego pasaría al Requeté, y el también falangista Ángel Fernández Domínguez. Estas indagaciones también sirvieron para explicar que la tarea de Moerl en la matanza de Torremejía fue la de asesor del “tribunal”.

Un defensor para Moerl

Para entonces Ernest Moerl, que llegó a enviar varias cartas a la Auditoría solicitando su libertad, ya había ingresado en prisión. Por su parte el instructor López Llinas mantuvo en su informe la misma línea que su antecesor: el asesinato de Meléndez Quintana estaba justificado y el nazi había demostrado “su gran amor a España”. Sin embargo, según auto del 11 de noviembre de 1936, se decidió el procesamiento del alemán por el delito de asesinato, decretando su permanencia en la Prisión Provincial. De nuevo, en declaración indagatoria, se reafirmó en lo dicho: todo lo hizo “por la causa de España”. Un día después Moerl, ante una lista de personal jurídico-militar que podía hacerse cargo de su defensa, eligió al alférez de complemento Antonio Cuéllar Gragera.

Conviene en este momento recordar algunas de las extorsiones para obtener fondos en las que intervino Moerl durante su estancia en Mérida, dadas a conocer por la Comisaría de Vigilancia de Salamanca, que realizó un informe sobre ello en junio de 1937. Veamos tres casos. A los hermanos Ángel y Luis López Ramírez, vecinos de Arroyo de San Serván, los maltrató y los obligó a tomar ricino en la plaza del pueblo, tras lo cual los abofeteó y se los llevó a la prisión de Mérida; al banquero Pablo Lesmes García lo purgó igualmente hasta sacarle 50.000 pesetas, y al propietario Juan Bautista Saussol lo maltrató, lo purgó y le exigió otras 50.000 pesetas. En otros casos también practicó rapados de cabello. Falange, pese a que el nazi no siempre justificaba las cantidades que entregaba y por más que imaginaba que no las entregaba completas, lo consideró valioso por su eficacia recaudadora y justificó su actuación hasta que, además de amedrentar a los derechistas adinerados, comenzó a dar idéntico trato a los propios falangistas.

El mencionado Saussol lo denunció al comandante militar Bartolomé Guerrero tras su paso por el casino de Mérida, donde estaba situada la siniestra sede de Falange y se encontraba la oficina de Moerl. Según sabemos por el ex ministro Alberto Oliart, nieto de Saussol, a este le molestó la petición del nazi porque ya había dado la considerable cantidad de 350.000 pesetas (equivalentes hoy a algo más de siete millones de euros) a Castejón en concepto de “contribución voluntaria”. El recuerdo que de esto quedó en la familia, como puede leerse en las memorias de Oliart ( Contra el olvido, Tusquets, 1998, p. 75), fue que, tras la denuncia de Saussol, la autoridad militar ordenó la detención de Moerl, que acabó fusilado por sentencia de consejo de guerra. Así pues todos felices: Saussol por la eficacia de su denuncia, la familia por el valor del abuelo, los militares por su buena imagen y los demás afectados por comprobar que la justicia funcionaba.

Pero la realidad no fue esa. Cuéllar Gragera envió el día 14 de noviembre un escrito al Juzgado de Instrucción militar solicitando la recusación del auto de procesamiento en base a que “no existían indicios racionales de criminalidad”. Para él, “el teniente Moerl” actuó “en virtud de obediencia debida”, por lo que quedaba fuera de toda responsabilidad. Daban igual las declaraciones anteriores de militares, guardias civiles y falangistas en el sentido de que lo que se le dijo es que lo trasladara a Mérida y no que lo mataran, para lo cual se le hizo firmar previamente un recibo.

Aunque el supuesto testigo que escuchó la amenaza de Meléndez en el sentido de “cortar cabezas” entre los responsables de la muerte del padre nunca apareció en la causa, Cuéllar repitió nuevamente la historia justificando la entrega de aquel a Moerl y la decisión de este. También destacó en su favor que, además de miembro del ejército alemán, pertenecía al partido nazi desde 1923 y que su actuación había sido brillante allí por donde pasó. Cuando se refirió a Manuel Meléndez Quintana omitió que cuando ocurrieron los hechos estaba al servicio de Falange. La parte clave de su escrito es esta:

El proceder de mi defendido fue ajustado en todo momento a las leyes de la Guerra y podemos afirmar que si fuera a formarse un sumario por cada caso idéntico al actual serían precisas enormes montañas de papel para contener las diligencias. La guerra actual es una cruzada por la civilización, y las leyes por las que se rige son las terminantemente consignadas en los Bandos de nuestras Autoridades Militares y a ellos hay que atenerse poniendo sobre todo y ante todo la salvación de nuestra Augusta Patria, a la que honran defendiéndola caballeros como el ingeniero Moerl, que no merece que sobre él pese una acusación como la que se contiene en el auto de procesamiento.

No estamos ante un abogado defendiendo a un cliente, sino ante un abogado integrado como otros muchos en el aparato jurídico militar golpista y al servicio de la represión desatada por un salvaje golpe de estado. No vaya a creerse que su actuación dentro de la maquinaria judicial militar se limitó a este caso. Por otra parte, con tan peculiar escrito, Cuéllar Gragera justificó el uso de los ilegales bandos de guerra con los que los sublevados venían funcionando; el crimen que acabó con Manuel Meléndez Quintana, quien pese a no haber cometido delito alguno era, según él, un “sujeto que debía de ser fusilado”, y, por encima de todo, la actuación de un nazi desquiciado y asesino al que, al mismo tiempo que pintaba a la víctima como un “sujeto de pésimos antecedentes”, convirtió en un militar obediente a sus superiores por más que se sospechase que ni era alemán ni era militar.

Para el “caballero” Moerl –se leía en el escrito– España es “su segunda Patria y quiere con su personal esfuerzo ayudarla a salvarse del marxismo”. Unos días después el temible auditor Bohórquez, en una decisión que demuestra los intereses superiores de este caso, accedía a lo solicitado por Cuéllar Gragera y Moerl era puesto en libertad. Todo ello con el visto bueno de Queipo. Habían pasado tres meses desde que tuvieron lugar los hechos.

Final con premio

La actividad represiva judicial militar adquirió tal dimensión en poco tiempo que las oficinas jurídico militares se abrieron a la colaboración civil. Viendo los procesos celebrados en el suroeste se percibe claramente la presencia de conocidos apellidos que ofrecieron sus servicios a los golpistas. Fueron miles de abogados en todo el país los que se integraron en la maquinaria judicial militar. Posteriormente fueron beneficiados por la dictadura y ocuparon cargos importantes en la estructura judicial o en política. Luego, en general, borraron de su currículum esa etapa de sus vidas, de manera que si no se consultan los sumarios no hay modo de saber qué papel jugaron en la trama. En definitiva, para todos ellos, en la situación creada por el golpe militar carecía de importancia si lo que se dictaba era justo o no; lo importante era la eficacia y ejemplaridad de las sentencias. De ahí que en aquella farsa, enteramente ajena al concepto de justicia, las directrices represivas fueran adaptándose a las necesidades de cada momento.

La inscripción de Manuel Meléndez Quintana en los libros de fallecimiento del Juzgado de Almendralejo, prescrita por ley, sigue aún pendiente. Su condición es la de desaparecido, en la acepción latinoamericana del término. Su padre, Gil Meléndez Rodrigo, mozo de equipaje, fue asesinado a las 5 horas del 17 de septiembre de 1936 e inscrito cinco meses después en el registro civil.

Desde 1976 el Colegio de Abogados de Badajoz concede un premio anual que lleva el nombre de Antonio Cuéllar Gragera.

Nota final: Ignoramos el tiempo que permaneció Moerl en España, si bien en el informe aludido consta que tras ser puesto en libertad pasó a Salamanca. Cabe suponer que se encontraría en su salsa a su regreso a la Alemania que ya había iniciado el camino hacia el Reich de los Mil Años. Gracias a las pesquisas de Eva Fernández sabemos que en 1945 fue expulsado de Aussig, estableciéndose en Stuttgart y que falleció en 1981 a la edad de 78, lo que significa que cuando estuvo en Mérida tenía 33 años y no los 42 que declaró.



Francisco Espinosa Maestre. Historiador
16/02/2018

domingo, 28 de enero de 2018

EL PROYECTO ITINERANTE "TRAS LAS HUELLAS DE LA MEMORIA" DE LA ARMHEX LLEGA A MÉRIDA. INCLUYE UN HOMENAJE AL DIRECTOR DE FOTOGRAFÍA JUAN MARINÉ, MEMORIA VIVA DEL CINE REPUBLICANO




EL PROYECTO ITINERANTE "TRAS LAS HUELLAS DE LA MEMORIA HISTÓRICA EN EXTREMADURA" de la ARMHEX LLEGA A MÉRIDA, ciudad donde culmina esta primera fase del citado Proyecto.

Incluye un Homenaje al Director de Fotografía Juan Mariné, Memoria Viva del Cine Republicano, que trabajó como Ayudante de dirección de Fotografía entre otras, en la película AURORA DE ESPERANZA en 1937 y se convirtió después en uno de los directores de fotografía y restauradores más importantes, innovadores y longevos de la historia del cine de España. Uno de los últimos supervivientes del Cine Republicano.

La ASOCIACIÓN PARA LA RECUPERACIÓN DE LA MEMORIA HISTÓRICA DE EXTREMADURA (ARMHEX), presenta en Mérida, el Proyecto "TRAS LAS HUELLAS DE LA MEMORIA HISTÓRICA EN EXTREMADURA" más el Ciclo ARTE Y POLÍTICA EN EL CINE DE LA II REPÚBLICA. 

LA EXPOSICIÓN "TRAS LAS HUELLAS DE LA MEMORIA HISTÓRICA EN EXTREMADURA" PERMANECERÁ ABIERTA AL PÚBLICO EN MÉRIDA, DESDE EL 29 DE ENERO HASTA EL 3 DE FEBRERO DE 2018, EN EL CENTRO CULTURAL ALCAZABA, calle John Lennon, 5.


ADEMÁS al día siguiente, MARTES 30 DE ENERO DE 2018, Presentación y Proyección de la película “AURORA DE ESPERANZA”, de Antonio Sau (1937) y HOMENAJE A JUAN MARINÉ, Director de Fotografía, Memoria viva del Cine Republicano.


Intervienen:

Juan Mariné, Director de Fotografía y miembro del equipo de la película "Aurora de Esperanza" (1937), como ayudante de Fotografía.

Pablo Nacarino, Director de cine extremeño, y miembro de la Fundación Anselmo Lorenzo.

José Manuel Corbacho Palacios, Presidente de la ARMHEX, entidad organizadora, Polítólogo y coordinador del Proyecto.

Rendiremos justo y merecido Homenaje a JUAN MARINÉ.

JUAN MARINÉ

El cineasta Juan Mariné, debutó en la Segunda República, fue Ayudante de dirección de de Fotografía en la película AURORA DE ESPERANZA en 1937 en la Barcelona de plena guerra y se convirtió después en uno de los directores de fotografía y restauradores más importantes, innovadores y longevos de la historia del cine de España.

Aún hoy, a sus 97 años, sigue trabajando cada día en la investigación tecnológica para restaurar películas antiguas.

Numerosos galardones premian una vida, y una trayectoria de cine: la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes, el Premio Nacional de Cinematografía, el Premio Juan de la Cierva de Investigación, la Espiga de Honor de la SENINCI, de Valladolid, entre otros muchos, en reconocimiento a su magnífica trayectoria profesional.


TRAS LAS HUELLAS DE LA MEMORIA EN EXTREMADURA 1936/2018.

Exposición temática.


Ciclo de cine: Arte y Política en el Cine de la II República.


EXPOSICIÓN


MÉRIDA, Exposición del 29 de ENERO al 3 DE FEBRERO de 2018 


Lugar: CENTRO CULTURAL ALCAZABA, Calle John Lennon, 5. MÉRIDA. 


+

PROYECCIÓN PELÍCULA


MARTES 30 DE ENERO DE 2018, a las 19h:



Presentación y Proyección de la película “AURORA DE ESPERANZA”, de Antonio Sau (1937)





En el pasado año 2017, se han cumplido 15 años desde la fundación y constitución de la ARMHEX ASOCIACIÓN PARA LA RECUPERACIÓN DE LA MEMORIA HISTÓRICA DE EXTREMADURA). Desde aquel momento, esta entidad sin ánimo de lucro, ha sido protagonista, testigo y una de las máximas impulsoras en Extremadura de todo el proceso de recuperación de la memoria histórica de nuestra comunidad, interviniendo y participando en numerosas actividades, tanto exhumando fosas como promoviendo una importante serie de actividades de divulgación y promoción del conocimiento de esa parte de nuestra historia reciente.

En todos estos años, se ha ido acumulando una gran experiencia en las tareas de búsqueda de fosas y atención a las víctimas del franquismo, de forma que ha servido de base para este Proyecto denominado TRAS LAS HUELLAS DE LA MEMORIA EXTREMADURA.

El Proyecto que se presenta se compone de dos partes:

1.- UNA EXPOSICIÓN TEMÁTICA ITINERANTE: TRAS LAS HUELLAS DE LA MEMORIA EXTREMADURA, QUE AHORA LLEGA A MÉRIDA. CENTRO CULTURAL ALCAZABA.

· La exposición con una marcada finalidad didáctica, está compuesta por 20 paneles que tratan de reflejar las bases sobre las que se sustentó la dictadura franquista y la represión sistemática, desde golpe de Estado (1936) hasta su final. Así como el surgimiento del proceso social para la reconstrucción de la memoria histórica. Cuenta además con una proyección continuada en soporte audiovisual de testimonios de familiares y víctimas del franquismo de nuestra región, recopiladas y procedentes de las actividades de la ARMHEX en estos últimos 16 años.

En la elaboración de los paneles han participado prestigiosos historiadores, arqueólogos, antropólogos y otros investigadores.


2.-La segunda parte del Proyecto se centra en el desarrollo de un ciclo de cine bajo el título: ARTE Y POLÍTICA EN EL CINE DE LA II REPÚBLICA.

Esta breve pero intensa etapa de nuestro cine se ha denominado tradicionalmente como su primera “edad de oro”. 

La Guerra Civil provocó que el cine fuera utilizado como arma social y política, aprovechando los tres elementos que ofrece: la imagen, el texto y la música. El cine republicano producido en este periodo de la contienda en el que se centra este Ciclo que ahora presentamos, es además una fuente documental privilegiada para el historiador, ya que permite saber cuál era el entorno social e histórico en el que fue producido. Unas cifras aproximadas de las películas (tanto de ficción como de no ficción) producidas en la República durante la Guerra Civil nos dan una idea de su importancia: 360 películas, en total.


Por ello, en este ciclo se ha venido exhibiendo una serie de películas tanto de ficción como de carácter documental, rodadas en zona republicana durante la guerra (1936/1939).

La cesión de estas películas para su proyección ha contado con el apoyo y colaboración de la Filmoteca de Extremadura y la Fundación Anselmo Lorenzo (FAL). 

La proyección que se llevará a cabo en MÉRIDA, EL PRÓXIMO MARTES 30 DE ENERO DE 2018, a las 19 h, en Centro Cultural de la Fundación Caja Badajoz, Plaza de Santo Domingo de Mérida, es la película “AURORA DE ESPERANZA” (1937), que será introducida, comentada y presentada por JUAN MARINÉ, AL QUE RENDIREMOS HOMENAJE.


La película «Aurora de Esperanza», dirigida por Antonio Sau, fue producida y rodada en Barcelona durante la guerra civil, en 1937. Refleja una sociedad en crisis laboral bajo la mirada de un obrero en paro, lo que abre un curioso paralelismo con los tiempos actuales. Se suele decir que constituye un precedente paradigmático de lo que luego se denominaría "neorrealismo europeo" en los años cuarenta y está considerado por historiadores y críticos como uno de los trabajos más importantes del cine español de los años 30.

Es una película prácticamente inédita que podemos visionar tras más de 80 años de su realización con carácter de estreno y cuyo interés, aparte de las connotaciones políticas e históricas evidentes dado el contexto del rodaje, radica en su excepcional calidad cinematográfica.

El cineasta Juan Mariné, que nos acompañará, fue Ayudante de dirección de Fotografía en la citada pelicula AURORA DE ESPERANZA, en la Barcelona asediadas por los bombardeos aereos y se convirtió después en uno de los directores de fotografía y restauradores más importantes, innovadores y longevos de la historia del cine de España



Todas las actividades de este proyecto son abiertas y con entrada libre.


Juan Mariné

ORGANIZA:

ASOCIACIÓN PARA LA RECUPERACIÓN DE LA MEMORIA HISTÓRICA DE EXTREMADURA (ARMHEX).




COLABORA:

DIPUTACIÓN PROVINCIAL DE BADAJOZ



domingo, 21 de enero de 2018

TRAS LAS HUELLAS DE LA MEMORIA, en MONTIJO. Un nuevo Proyecto de ARMHEX

TRAS LAS HUELLAS DE LA MEMORIA, en MONTIJO.



La ASOCIACIÓN PARA LA RECUPERACIÓN DE LA MEMORIA HISTÓRICA DE EXTREMADURA (ARMHEX), presenta el próximo MARTES 23 DE ENERO DE 2018, a las 19 horas, en el TEATRO MUNICIPAL DE MONTIJO, el Proyecto "TRAS LAS HUELLAS DE LA MEMORIA HISTÓRICA EN EXTREMADURA" más el Ciclo ARTE Y POLÍTICA EN EL CINE DE LA II REPÚBLICA. 

LA EXPOSICIÓN PERMANECERÁ ABIERTA AL PÚBLICO EN MONTIJO DESDE EL 22 DE ENERO HASTA EL 27 DE ENERO DE 2018.

TEATRO MUNICIPAL DE MONTIJO

Calle Mercado, 4


TRAS LAS HUELLAS DE LA MEMORIA EN EXTREMADURA 1936/2018.

Exposición temática.

Ciclo de cine: Arte y Política en el Cine de la II República

MONTIJO, Exposición del 22 de Enero al 27 de Enero de 2018 

Lugar: TEATRO MUNICIPAL, Calle Mercado, 4. MONTIJO. 

MARTES 23 DE ENERO DE 2018, a las 19h:

Presentación de la Exposición y Proyección de la película “NUESTRO CULPABLE”, de Fernando Mignoni (1937)

En el pasado año 2017, se han cumplido 15 años desde la fundación y constitución de la ARMHEX ASOCIACIÓN PARA LA RECUPERACIÓN DE LA MEMORIA HISTÓRICA DE EXTREMADURA). Desde aquel momento, esta entidad sin ánimo de lucro, ha sido protagonista, testigo y una de las máximas impulsoras en Extremadura de todo el proceso de recuperación de la memoria histórica de nuestra comunidad, interviniendo y participando en numerosas actividades, tanto exhumando fosas como promoviendo una importante serie de actividades de divulgación y promoción del conocimiento de esa parte de nuestra historia reciente.

En todos estos años, se ha ido acumulando una gran experiencia en las tareas de búsqueda de fosas y atención a las víctimas del franquismo, de forma que ha servido de base para este Proyecto denominado TRAS LAS HUELLAS DE LA MEMORIA EXTREMADURA.

El Proyecto que se presenta se compone de dos partes:

1.- UNA EXPOSICIÓN TEMÁTICA ITINERANTE: TRAS LAS HUELLAS DE LA MEMORIA EXTREMADURA, QUE AHORA LLEGA A MONTIJO.

· La exposición con una marcada finalidad didáctica, está compuesta por 20 paneles que tratan de reflejar las bases sobre las que se sustentó la dictadura franquista y la represión sistemática, desde golpe de Estado (1936) hasta su final. Así como el surgimiento del proceso social para la reconstrucción de la memoria histórica. Cuenta además con una proyección continuada en soporte audiovisual de testimonios de familiares y víctimas del franquismo de nuestra región, recopiladas y procedentes de las actividades de la ARMHEX en estos últimos 16 años.

Entre los temas que podrán contemplarse en los paneles de la Exposición se pueden señalar: El Golpe de Estado contra la II República; El genocidio franquista: la matanza de Badajoz; Los Consejos de guerra; La guerrilla antifranquista; La represión de la mujer; el sistema carcelario y represivo de la dictadura: la Recuperación de la Memoria Histórica en Extremadura; La exhumación de fosas; Los lugares de la Memoria; Las familias y las víctimas; El voluntariado.

En la elaboración de los paneles han participado prestigiosos historiadores, arqueólogos, antropólogos y otros investigadores.

2.-La segunda parte del Proyecto se centra en el desarrollo de un ciclo de cine bajo el título: ARTE Y POLÍTICA EN EL CINE DE LA II REPÚBLICA.

Esta breve pero intensa etapa de nuestro cine se ha denominado tradicionalmente como su primera “edad de oro”. 

La Guerra Civil provocó que el cine fuera utilizado como arma social y política, aprovechando los tres elementos que ofrece: la imagen, el texto y la música. El cine republicano producido en este periodo de la contienda en el que se centra este Ciclo que ahora presentamos, es además una fuente documental privilegiada para el historiador, ya que permite saber cuál era el entorno social e histórico en el que fue producido. Unas cifras aproximadas de las películas (tanto de ficción como de no ficción) producidas en la República durante la Guerra Civil nos dan una idea de su importancia: 360 películas, en total.

La proyección que se llevará a cabo en MONTIJO EL PRÓXIMO MARTES 22 DE ENERO DE 2018, a las 19 h, en el TEATRO MUNICIPAL es la película “NUESTRO CULPABLE” (1937), que será introducida, comentada y presentada por el presidente de la ARMHEX.



La película «NUESTRO CULPABLE», dirigida por Fernando Mignoni, intercala algunas canciones en medio de la acción, al estilo de los grandes musicales americanos de los años 30. Fue producida y rodada en Barcelona en 1937 durante la guerra civil, no sin dificultades por el contexto bélico.

Se trata pues de una sorprendente comedia musical con toques surrealistas sobre el mundo de la delincuencia de cuello blanco, el sistema penitenciario y la justicia al servicio del poder. Rodada en medio de la Guerra Civil española pero con un tono de sátira amable no exenta de una buena carga de crítica política, se ve con agrado aún hoy por su ritmo ágil y alegre. Contiene sorprendentes escenas, se sorprendente actualidad y diálogos insólitos.

La película cuestiona el poder, denuncia el sistema capitalista y ridiculiza la instrumentalización política de la justicia. És una película prácticamente inédita que podemos visionar tras más de 80 años de su realización con carácter de estreno y cuyo interés, aparte de las connotaciones políticas e históricas evidentes dado el contexto del rodaje, radica en su excepcional calidad cinematográfica. Nuestro culpable es, tal vez, una de las mejores comedias del cine español.


Todas las actividades de este proyecto son abiertas y con entrada libre.

ORGANIZA:

ASOCIACIÓN PARA LA RECUPERACIÓN DE LA MEMORIA HISTÓRICA DE EXTREMADURA (ARMHEX).




COLABORA:

DIPUTACIÓN PROVINCIAL DE BADAJOZ


lunes, 15 de enero de 2018

TRAS LAS HUELLAS DE LA MEMORIA, en FUENTE DEL MAESTRE.

TRAS LAS HUELLAS DE LA MEMORIA, en FUENTE DEL MAESTRE.



La ASOCIACIÓN PARA LA RECUPERACIÓN DE LA MEMORIA HISTÓRICA DE EXTREMADURA (ARMHEX), presenta el próximo MIÉRCOLES 17 DE ENERO DE 2018, a las 19 horas, en el CENTRO CULTURAL - BIBLIOTECA PÚBLICA "Gómez Sara" DE FUENTE DEL MAESTRE, el Proyecto "TRAS LAS HUELLAS DE LA MEMORIA HISTÓRICA EN EXTREMADURA" más el Ciclo ARTE Y POLÍTICA EN EL CINE DE LA II REPÚBLICA. 

LA EXPOSICIÓN PERMANECERÁ ABIERTA AL PÚBLICO EN FUENTE DEL MAESTRE HASTA EL 20 DE ENERO DE 2018.

CENTRO CULTURAL BIBLIOTECA DE FUENTE DEL MAESTRE

Calle Corredera, 3


TRAS LAS HUELLAS DE LA MEMORIA EN EXTREMADURA 1936/2018.

Exposición temática.

Ciclo de cine: Arte y Política en el Cine de la II República

FUENTE DEL MAESTRE, Exposición del 15 de Enero al 20 de Enero de 2018 

Lugar: CENTRO CULTURAL - BIBLIOTECA "Gómez Sara", Calle Corredera,3. Fuente del Maestre. 

MIÉRCOLES 17 DE ENERO DE 2018, a las 19h:

Presentación de la Exposición y Proyección de la película “NUESTRO CULPABLE”, de Fernando Mignoni (1937)

En el pasado año 2017, se han cumplido 15 años desde la fundación y constitución de la ARMHEX ASOCIACIÓN PARA LA RECUPERACIÓN DE LA MEMORIA HISTÓRICA DE EXTREMADURA). Desde aquel momento, esta entidad sin ánimo de lucro, ha sido protagonista, testigo y una de las máximas impulsoras en Extremadura de todo el proceso de recuperación de la memoria histórica de nuestra comunidad, interviniendo y participando en numerosas actividades, tanto exhumando fosas como promoviendo una importante serie de actividades de divulgación y promoción del conocimiento de esa parte de nuestra historia reciente.

En todos estos años, se ha ido acumulando una gran experiencia en las tareas de búsqueda de fosas y atención a las víctimas del franquismo, de forma que ha servido de base para este Proyecto denominado TRAS LAS HUELLAS DE LA MEMORIA EXTREMADURA.

El Proyecto que se presenta se compone de dos partes:

1.- UNA EXPOSICIÓN TEMÁTICA ITINERANTE: TRAS LAS HUELLAS DE LA MEMORIA EXTREMADURA, QUE AHORA LLEGA A FUENTE DEL MAESTRE. CENTRO CULTURAL BIBLIOTECA.

· La exposición con una marcada finalidad didáctica, está compuesta por 20 paneles que tratan de reflejar las bases sobre las que se sustentó la dictadura franquista y la represión sistemática, desde golpe de Estado (1936) hasta su final. Así como el surgimiento del proceso social para la reconstrucción de la memoria histórica. Cuenta además con una proyección continuada en soporte audiovisual de testimonios de familiares y víctimas del franquismo de nuestra región, recopiladas y procedentes de las actividades de la ARMHEX en estos últimos 16 años.

Entre los temas que podrán contemplarse en los paneles de la Exposición se pueden señalar: El Golpe de Estado contra la II República; El genocidio franquista: la matanza de Badajoz; Los Consejos de guerra; La guerrilla antifranquista; La represión de la mujer; el sistema carcelario y represivo de la dictadura: la Recuperación de la Memoria Histórica en Extremadura; La exhumación de fosas; Los lugares de la Memoria; Las familias y las víctimas; El voluntariado.

En la elaboración de los paneles han participado prestigiosos historiadores, arqueólogos, antropólogos y otros investigadores.

2.-La segunda parte del Proyecto se centra en el desarrollo de un ciclo de cine bajo el título: ARTE Y POLÍTICA EN EL CINE DE LA II REPÚBLICA.

Esta breve pero intensa etapa de nuestro cine se ha denominado tradicionalmente como su primera “edad de oro”. 

La Guerra Civil provocó que el cine fuera utilizado como arma social y política, aprovechando los tres elementos que ofrece: la imagen, el texto y la música. El cine republicano producido en este periodo de la contienda en el que se centra este Ciclo que ahora presentamos, es además una fuente documental privilegiada para el historiador, ya que permite saber cuál era el entorno social e histórico en el que fue producido. Unas cifras aproximadas de las películas (tanto de ficción como de no ficción) producidas en la República durante la Guerra Civil nos dan una idea de su importancia: 360 películas, en total.

La proyección que se llevará a cabo en FUENTE DEL MAESTRE EL PRÓXIMO MIÉRCOLES 17 DE ENERO DE 2018, a las 19 h, en la BIBLIOTECA MUNICIPAL es la película “NUESTRO CULPABLE” (1937), que será introducida, comentada y presentada por el presidente de la ARMHEX.



La película «NUESTRO CULPABLE», dirigida por Fernando Mignoni, intercala algunas canciones en medio de la acción, al estilo de los grandes musicales americanos de los años 30. Fue producida y rodada en Barcelona en 1937 durante la guerra civil, no sin dificultades por el contexto bélico.

Se trata pues de una sorprendente comedia musical con toques surrealistas sobre el mundo de la delincuencia de cuello blanco, el sistema penitenciario y la justicia al servicio del poder. Rodada en medio de la Guerra Civil española pero con un tono de sátira amable no exenta de una buena carga de crítica política, se ve con agrado aún hoy por su ritmo ágil y alegre. Contiene sorprendentes escenas, se sorprendente actualidad y diálogos insólitos.

La película cuestiona el poder, denuncia el sistema capitalista y ridiculiza la instrumentalización política de la justicia. És una película prácticamente inédita que podemos visionar tras más de 80 años de su realización con carácter de estreno y cuyo interés, aparte de las connotaciones políticas e históricas evidentes dado el contexto del rodaje, radica en su excepcional calidad cinematográfica. Nuestro culpable es, tal vez, una de las mejores comedias del cine español.


Todas las actividades de este proyecto son abiertas y con entrada libre.

ORGANIZA:

ASOCIACIÓN PARA LA RECUPERACIÓN DE LA MEMORIA HISTÓRICA DE EXTREMADURA (ARMHEX).




COLABORA:

DIPUTACIÓN PROVINCIAL DE BADAJOZ